El USMCA y el trabajo en México

¿Qué retos sortear ante el Plan Nacional de Desarrollo de México 2020-2024?
12 agosto, 2019
Trump amenaza con quitar certificación antidrogas a México
12 agosto, 2019

El USMCA y el trabajo en México

Actualmente, nos encontramos en la antesala del Tratado Comercial entre Estados Unidos, México y Canadá mejor conocido como USMCA/T-MEC y, aunque Canadá forma parte de él, desde el 2017 México y Estados Unidos han estado revisando y renegociando los acuerdos, que están por ser ratificados en el Congreso Norteamericano y en el que los demócratas van de la mano de las organizaciones sindicales de ese país, como ya es tradición,

Sin duda, la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica en1994, provocó en la economía mexicana un impulso para el desarrollo de lastecnologías de comunicación e información justo cuando se marcaba el inicio deuna nueva etapa de desarrollo tecnológico mundial.  Desafortunadamente,con el paso del tiempo y en el recuento de los daños, sin lugar a dudas, setuvo un resultado negativo para nuestro país.

La clase empresarial de México logró grandes ventajas de crecimiento, con base endiversos factores, tales como las rentas y ventas de naves industriales, dondelos sindicatos, respaldados por gobiernos locales, estatales y federales en sumomento, también participaron vendiendo a sus agremiados y apoyándose sobre losmiles y miles de obreros que, sacrificando su salario en una economía de escala,deben pagar por otros costos de la producción como son losarrendamientos. Esto a su vez, trajo una rampante delincuencia como efectocolateral de esa mala distribución de la riqueza.

Sin duda, nuestra clase empresarial idolatra a las administraciones federales queconsintieron tales atropellos, lo cual pone en duda si realmente sonempresarios los que tenemos, o si son receptores de prebendas, favores y/oconcesiones ganadas a la sombra de funcionarios, a los cuales se les cortejópara recibir tal beneficio.  Bastaba ser poseedor de tierra y tener buenasrelaciones para poder convertirse en desarrollador. Sin embargo, no critico elorigen de esto, solo intento contextualizar cómo nuestro país no puede avanzar graciasa ello. En este sentido, no hay cultura de liderazgo empresarial, donde cadacual tome su papel en serio. Las autoridades y los empresarios, son una fórmulaganadora, sin duda, pero sobre la pobreza del resto de la población. Estebeneficio, desafortunadamente, no se derrama en nuestra economía y, además, escapital que se va del país.

Por más apoyo que podamos recibir para la ratificación del USMCA/TMEC, estamos en una cuesta arriba.Las regulaciones laborales por fin son un obstáculo real para su firma. En resumen, Estados Unidos, apoyándose en la OIT (Organización Internacionaldel Trabajo), organismo perteneciente a la ONU, está apoyando esta limitanteque se requiere atender en México.

El 29 de Julio pasado, una comisión de Legisladores de Estados Unidos visitó la Ciudad de México para revisar este tema con la Secretaria de Trabajo. Derivado de una solicitud de visita a la nueva planta de Neumáticos Goodyear, recién abierta en 2017 y que firmó un contrato laboral con un Sindicato de Protección, a raíz de las quejas de la mala condición laboral de trabajadores en cuanto a medidas de Seguridad e Higiene, así como de Salarios. La visita de acceso fue negada a los Legisladores Federales Norteamericanos Earl Blumenauer del partido Demócrata, al presidente del Subcomité de Medios y Arbitrios en la Cámara Baja, que revisa disputas arancelarias comerciales y que dirige el grupo de trabajo biológico, así como la representante Rose Delauro y Terri Sewell, que presiden el Grupo de Trabajo de Aplicación de la Ley, así como al representante Jimmy Gómez, que copreside la fuerza laboral en la Cámara.

Triste y lamentable visita que terminó con una misiva a la oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos (USTR). Esta manifestación de hechos repercutió en medidas adicionales que detienen ahora la confirmación del USMCA/TMEC en el Congreso Estadounidense, ya que están en discusión nuevas medidas que obligarán a someterse a revisiones periódicas a las plantas manufactureras o de ensamble que envíen equipos o componentes (materiales intermedios), cuyo destino final sea Estados Unidos.

En resumen, el tema laboral, en especial los derechos de los trabajadores, será sancionado por un tercer país para obligar al cumplimiento de compromisos contraídos con la OIT. Sumado a esto, está por ventilarse el tema de los Biológicos (farmacéuticos), así como de los productos estacionales frescos (perecederos de temporada) como el tomate y otros más, donde las representaciones nacionales están dirigiendo esfuerzos a través de medios incorrectos, tales como cartas y visitas a los Secretarías de Agricultura y Comercio de los Estados Unidos.

Está claro que debemos arreglar nuestra casa.  La calidad debe imponerse en toda actividad industrial, comercial y de servicios, si queremos participar en mercados internacionales.

]]>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *